• SAIC

NIÑOS CON TALLA BAJA Y LA HORMONA DE CRECIMIENTO


Cuando el pediatra nos dice que nuestro hijo no está creciendo bien, pueden estar ocurriendo dos cosas, su estatura puede aún estar dentro de lo normal, pero por un tiempo largo mostrando velocidad de crecimiento por debajo de lo normal, o directamente la estatura estar por debajo del límite inferior de lo normal. Lo primero que se hace en esos casos es buscar las causas más frecuentes, enfermedades generales que pueden disminuir el crecimiento, como anemia severa, desnutrición, infecciones crónicas, etc. Si no se las encuentra, los pacientes pasan a ser estudiados por un endocrinólogo pediatra, y se buscan razones menos frecuentes, por ejemplo las deficiencias hormonales, y entre ellas la de hormona de crecimiento. Esta hormona es producida por la glándula hipófisis, situada dentro de la cabeza, por debajo del cerebro. Tiene varias funciones, una de ellas es estimular el aumento de la estatura de los niños. Mediciones en sangre permiten saber si se produce en cantidades normales. Si se produce menos que lo normal, se busca la causa. Algunas causas son conocidas y otras aún las desconocemos. Cuando falta, es posible reemplazarla por una hormona exactamente igual a la que fabrica la hipófisis pero que es elaborada por la industria farmacéutica. No es un tratamiento sencillo, requiere inyecciones diarias, apenas por debajo de la piel, con aplicadores especiales, pero de fácil manejo. Hacen falta controles clínicos periódicos, radiológicos y también mediciones en sangre. Como el objetivo es reproducir el crecimiento normal, el tratamiento dura varios años. En general, se obtienen resultados muy satisfactorios, los pacientes llegan a una estatura adulta normal. Existen casos muy especiales y excepcionales, en los que, con una estatura excesivamente baja, en presencia de una producción normal, también se requiere tratamiento con hormona de crecimiento. Para obtener buenos resultados es necesario duplicar la dosis habitual. En resumen, algunos casos de niños con mal crecimiento que antiguamente no tenían solución, actualmente pueden ser diagnosticados y tratados por endocrinólogos pediatras con el buen resultado de una estatura adulta normal.


Hector Guillermo Jasper

Investigador independiente ad-honorem CONICET 

Centro de Investigaciones Endocrinológicas “Dr. César Bergadá” (CEDIE) CONICET – FEI – División de Endocrinología, Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.



187 vistas

secretaria@saic.org.ar

Combatientes de Malvinas 3150 . CABA

Tel: 4523-4963

Seguinos en:

  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon