secretaria@saic.org.ar

Combatientes de Malvinas 3150 . CABA

Tel: 4523-4963

Seguinos en:

  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

La Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC) es otro de los sueños hecho realidad del Dr. Alfredo Lanari. Junto con otros investigadores clínicos, fundó la SAIC en 1960, como una sociedad diferente: dedicada a la difusión del espíritu científico en el ambiente de la medicina, caracterizada por una constructiva discusión de los trabajos presentados. Pretendía ser una sociedad de jóvenes, ya que por estatuto, los miembros titulares debían ser menores de 55 años, pasando luego a miembros extraordinarios. Muchos se preguntaron por qué esta cláusula extravagante, ya que los fundadores rondaban cerca de esa edad? De hecho, la cláusula debió ser retractada años después al gestar la personería jurídica, a pedido de la jueza de turno (que tenía más de 55 años).

Es interesante recordar que Alfredo Taquini fue el primer presidente de la SAIC, seguido de Alfredo Lanari, Alfredo Pavlovsky, Raúl Carrea, Oscar Croxatto, etc. La SAIC pretendió nuclear los trabajos de investigación, esencialmente clínicos, referidos a la patología de las enfermedades y su tratamiento. Pero muy pronto los investigadores básicos en campos biomédicos, encontraron en la SAIC un ambiente propicio para discutir sus resultados. Los trabajos a presentar fueron siempre revisados por árbitros, insistiéndose en una hipótesis de trabajo. A través de los años se mantuvo la norma de 8 minutos de presentación y siete minutos de discusión.

La Revista Medicina acompañó a SAIC desde sus comienzos, publicando las comunicaciones de las 44 reuniones científicas con una sola excepción en 1984. A pesar de muchos altibajos y agudos problemas políticos y económicos, como los trágicos golpes civico-militares acontecidos y la hiperinflación de 1989, el número de comunicaciones aumentó paulatinamente, de 40 en el primer año hasta llegar a 340 en 1994, 480 en 1998 y 620 en 2015, configurando una clara y significativa curva ascendente.

Puede considerarse que la SAIC es un fiel reflejo de la producción nacional en la investigación biomédica. Entre las comunicaciones presentadas en 1995 se destacan inmunología (20%), seguidas de endocrinología (16%) y tumores (13%) (Figura X). Se crearon además, nuevas secciones como las de neuroinmuno endocrinología, neurociencias y transporte. Un factor negativo lo constituye el hecho de la disminución en la cantidad de trabajos en el área cardiovascular, probablemente por la elección de los investigadores a presentar sus trabajos en otros congresos más específicos.

El presidente, elegido cada año, pone su sello científico a la Reunión; así en forma sucesiva, los presidentes fueron incorporando los temas de avanzada hasta abarcar hoy a la biotecnología, sin dejar de lado los enfoques clínicos. Es interesante recalcar que en 1970 el orador era el flamante Premio Nobel, Dr. Luis Leloir.

Es regla tácita en muchos laboratorios de investigación que cada investigador presenta en esas reuniones lo que hizo durante el año; además, esto significa en general la primera presentación del becario; de hecho constituye para muchos laboratorios un informe anual y el primer paso hacia la publicación del trabajo, en general en revistas internacionales.

Según el análisis estadístico realizado en la Reunión de SAIC de 1995, la Facultad de Medicina fue la principal fuente de trabajos (18 %), seguida de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (13 %) y de la Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires (11 %) (Figura x).

En la actualidad la SAIC tiene alrededor de 850 socios. Curiosamente, a pesar de reales dificultades económicas para hacer investigación en nuestro país, la concurrencia y la participación activa no ha decaído. Aproximadamente el 50% de los socios de SAIC presentan trabajos. La SAIC sigue siendo una sociedad fuerte que nuclea investigadores jóvenes, cumpliendo el propósito de su creación, hace más de 50 años.

 

Parte del texto ha sido extractada, con autorización, del artículo INTERRELACIÓN ENTRE LA REVISTA MEDICINA (BUENOS AIRES) Y LAS SOCIEDADES DE INVESTIGACIÓN CLÍNICA Y DE INMUNOLOGÍA, publicado en MEDICINA (Buenos Aires) 58:563-569, 1998 - Autores: Dra. Christiane Dosne Pasqualini, Dr. Basilio A. Kotsias

Historia